Constante evolucion

Las restricciones con que cuenta un motor de calle y un motor de carreras, llevan a una constante evolución de la naturaleza física y química del lubricante, así como las características de las cuñas de lubricación.

Las funciones del lubricante son múltiples: enfriar las piezas en movimiento, evitar la formación de depósitos indeseados, garantizar una buena estanqueidad en los cojinetes y en la segmentación, drenar las impurezas incluso las del filtro de aceite, y principalmente reducir el desgaste de todas las piezas sometidas a fricciones.

Nuestra gama de productos para CALLE y COMPETICIÓN, está pensada para permitir, según las aplicaciones de los distintos elementos mecánicos como son:
Motor, caja y el resto de los elementos mecánicos a lubricar.


La máxima ganancia de potencia mediante la reducción de las fricciones globales del motor.

Vea Tambien